noviembre 24, 2019

5 Pilares del Islam

Como ocurre con todas las religiones, existen unas creencias y prácticas fundamentales sobre las que está formado la religión islámica. Como mínimo, en el núcleo estaría formado por lo que se conoce los 5 pilares del islam. Estos 5 pilares son el corazón y el pulso del islam, y normalmente se afirma que creyendo y aceptándolos como artículos fundamentales de la fe diferencia a un musulmán a uno no musulmán.

Los pilares o mandamientos del Islam son los siguientes:

1. La Shahada o El testamento de Fe

La Shahada o El testamento de Fe: Creer en que no hay otra Divinidad que DIOS y que el profeta es Muhammad es el mensajero de DIOS (Que la paz esté con él).

Shahada o testamento de fe

¿Qué significa la shahada?

El testimonio de la fe es el pilar más fundamental del Islam. Los teólogos musulmanes están de acuerdo en que creer y pronunciar el testamento de la fe es un acto que hace a uno musulmán. Pero también es cierto que contrariamente significa que uno no es musulmán.

En el nivel más básico, el testimonio de la fe significa una convicción fuerte e inquebrantable en un Dios, que no tiene socios, ni iguales, y que no fue engendrado y que no engendra. El testamento también significa creer que Mahoma (que la paz esté con él) es el profeta y mensajero de Dios, que transmitió fielmente lo que Dios le reveló.

Creer que Mahoma fue un humano que no tenía poderes o atributos divinos es una parte crítica de la fe islámica. El rol del profeta estaba restringido en transmitir de manera literal la revelación divina, palabra por palabra y actuando fielmente a las órdenes de DIOS. Los musulmanes no adoran a Mahoma, pero le honran y le respeta como mensajero, y lo tratan como un gran ejemplo a seguir en todo los asuntos.

Se considera que este es el significado básico del testamento de la fe, pero hay varias implicaciones y detalles que se derivan de él, y esas implicaciones son de importancia crítica para la fe. Algunos de estos principios teológicos islámicos, a pesar de su importancia fundamental para la fe, son poco conocidos en Occidente. De hecho, las personas en Occidente a menudo se sorprenden cuando aprenden, por ejemplo, sobre la relación del Islam con el judaísmo y el cristianismo. Por lo tanto, al presentar algunos de estos principios islámicos, es mejor dejar que el Corán hable por sí mismo. Por lo tanto, en esta sección en particular voy a citar extensamente del Corán.

Fuentes del Islam

El Corán y la Sunna (las tradiciones auténticas del Profeta) son las principales fuentes del Islam, que contienen las creencias y enseñanzas de la fe islámica. Todos los musulmanes aceptan el Corán, la palabra divina revelada al profeta Mahoma. Por lo tanto, el Corán se considera la palabra de Dios literal, auténtica e inalterada. Es un principio de la fe islámica que el Corán es completamente auténtico; no ha sido redactado, alterado, revisado o corrompido de ninguna manera.

Sin embargo, aparte del Corán, que fue escrito por Dios, hay un conjunto de tradiciones orales atribuidas al Profeta, conocido como la Sunna. Estas Sunna contienen descripciones de la conducta del Profeta en diferentes contextos y situaciones, y también enseñanzas, juicios, instrucciones y declaraciones, todas atribuidas al Profeta. A diferencia del caso del Corán, el problema con la Sunna es su autenticidad: si los diversos informes y tradiciones se atribuyen con precisión al Profeta.

Todos los musulmanes entienden que algunas tradiciones e informes fueron fabricados y luego atribuidos incorrectamente al Profeta. Sin embargo, los musulmanes aceptan que las tradiciones o informes proféticos que son verificablemente auténticos deben ser tratados como obligatorios y vinculantes.

Creencia en Alá

El dios en el que creen los musulmanes se conoce como Alá en árabe. Los árabes cristianos también se refieren a Jesús como Allah. Vale la pena enfatizar este punto, porque hay una idea errónea común en Occidente de que los musulmanes adoran a una deidad que no sea el Dios de Abraham o que la palabra Alá es utilizada exclusivamente por los musulmanes.

El Corán recuerda a los seguidores de las tres religiones monoteístas que todos adoran al mismo Dios. El Corán dice:

Diles [cristianos y judíos] que creemos en lo que nos ha sido enviado y creemos en lo que te ha sido enviado. Nuestro Dios y tu Dios son uno y a Él nos sometemos.

Corán 29:46

Creencias en los profetas

Es un principio de fe en el Islam que Mahoma es el profeta final de una larga línea de profetas abrahámicos que transmiten el mismo mensaje básico a la humanidad.

Por lo tanto, un musulmán debe creer necesariamente en Abraham, Moisés, Jesús y muchos otros, como profetas del mismo y único Dios, todos con el mismo mensaje esencial de sumisión a Dios. Por ejemplo, el Corán proclama el siguiente testamento de fe:

El Mensajero y sus seguidores creen en lo que le fue revelado por su Señor [al Mensajero]. Todos creen en Dios, en Sus ángeles, en Sus Libros y en Sus Mensajeros [diciendo:] "No hacemos diferencia entre ninguno de Sus Mensajeros". Y dicen: "Oímos y obedecemos. Perdónanos Señor nuestro, que ante Ti retornaremos [para ser juzgados]"

Como este versículo enfatiza, Dios considera a todos los profetas de Abraham ser iguales, y todos los profetas mantuvieron el mismo conjunto de creencias básicas.

La misma idea se hace aún más explícita en la siguiente revelación del Corán dirigida a los musulmanes:

Di: "Creemos en Dios y en lo que nos ha revelado, en lo que fue revelado a Abraham, a Ismael, a Isaac, a Jacob y a las doce Tribus, y en lo que de su Señor recibieron Moisés, Jesús y los Profetas. No hacemos distinción entre ninguno de ellos y somos creyentes monoteístas".

Corán 3:84

En este versículo, son los musulmanes a quienes se les ordena creer en todos los profetas abrahámicos por igual y sin distinción.

Sin embargo, según la teología musulmana, aunque algunos de los profetas abrahámicos fueron enviados a una tribu o nación en particular, Mahoma llevó el mensaje Divino final y perfecto a toda la humanidad. Además, los musulmanes creen que los aspectos o partes de los mensajes anteriores enviados por Dios fueron alterados, deformados, corrompidos o descarrilados de su propósito inicial, y el Islam fue enviado a reclamar y restaurar el mensaje original a su forma original. Un ejemplo importante de esto es el concepto de la Trinidad en el cristianismo.

Creencia sobre Jesús

Los musulmanes no creen que Jesús haya afirmado ser Divino o que haya enseñado la doctrina de la Trinidad. El Corán afirma la doctrina de la Inmaculada Concepción, la virginidad de María y los milagros de Jesús y afirma que Cristo fue ayudado por el Espíritu Santo. Sin embargo, el Corán sostiene que algunos de los seguidores de Cristo malinterpretaron o tergiversaron sus enseñanzas al afirmar que era Divino o que era el hijo engendrado de Dios.

Por lo tanto, en la creencia musulmana, Jesús fue otro profeta abrahámico, al igual que Moisés, que predicó el mismo mensaje de sumisión a Dios. En los discursos del Corán, se afirma que Jesús es un profeta musulmán, en el sentido de que su mensaje a la humanidad era esencialmente el mismo que el de Mahoma.

Según el Corán, la Torá y el Injil (Nuevo Testamento) son libros divinos revelados por el mismo Dios que escribió el Corán. Pero, los musulmanes creen que varias fuerzas históricas intercedieron, lo que condujo a un proceso en el que partes de estos textos divinos se corrompieron por revisiones, alteraciones y omisiones humanas.

Sin embargo, el sagrado Corán insiste en la unidad esencial de todos los mensajes abrahámicos; El camino moral y espiritual que establecieron es fundamentalmente de naturaleza similar. Por lo tanto, por ejemplo, el Corán afirma:

Dios ha establecido para ti la misma forma de vida y la creencia de que se había propuesto a Noé, y que te hemos ordenado, y que habíamos legado a Abraham, Moisés y a Jesús para que establezcas la fe y no te dividas entre ti.

Corán 43:13

El libro sagrado afirma que existe una unidad esencial no solo en la revelación y las enseñanzas proféticas, sino también en la creación. Por lo tanto, el Corán a menudo se refiere a los diversos profetas como musulmanes, y también describe la naturaleza y la creación como musulmanes. Según el Corán, la revelación y la creación atestiguan la unidad de Dios y afirman la obligación moral de reconocer que Dios es digno de súplica y sumisión.

2. Salah o la oración

Los musulmanes deben realizar cinco oraciones rituales al día.

Los musulmanes chiíes realizan las mismas cinco oraciones, pero en lugar de hacerlas cinco veces por separado, las realizan tres veces durante el día. Los musulmanes también deben realizar una oración congregacional en la mezquita una vez por semana, los viernes, conocida como oraciones jum‘ah.

Musulman durante la oracion
Musulmán realizando la oración

Se anima a los musulmanes a rezar en la mezquita tanto como sea posible. De hecho, cada mezquita celebra una oración congregacional por cada una de las cinco oraciones diarias, a la que generalmente asisten menos musulmanes que los que asisten a las oraciones del viernes jum‘ah. La persona que dirige las oraciones congregacionales generalmente se llama imán, pero también se han utilizado otros términos, como shaykh o ‘alim.

La oración del Viernes

La oración del viernes esta diseñada para juntar a las comunidades musulmanes para escuchar el sermón antes de realizar el rezo de manera conjunta. Los sermones suelen ser sobre asuntos que afecten a al comunidad entera, pero actualmente muchas veces se centran en impartir lecciones morales generales sin mencionar los problemas particulares que sufre una comunidad. Los sermones del viernes a veces sirven de ocasión para mover las masas y inducir cambios políticos.

La oración del viernes esta diseñada para juntar a las comunidades musulmanes para escuchar el sermón antes de realizar el rezo de manera conjunta. Los sermones suelen ser sobre asuntos que afecten a al comunidad entera, pero actualmente muchas veces se centran en impartir lecciones morales generales sin mencionar los problemas particulares que sufre una comunidad. Los sermones del viernes a veces sirven de ocasión para mover las masas y inducir cambios políticos.

Históricamente, los sermones del viernes han provocado muchas protestas, disturbios e incluso rebeliones contra un gobierno. Hoy en día en algunos países musulmanes, los gobiernos intentar dictar los temas que se discutirán en los sermones del viernes. Al finalizar la oración del viernes, para fortalecer los lazos sociales el sentido de unión en la comunidad musulmana, los orantes son animados a darse las manos y socializarse.

Aparte de las 5 oraciones diarias y la oración del viernes, los musulmanes son animados a realizar oraciones voluntarias que se pueden hacer a cualquier hora del día.Además de las cinco oraciones rituales y las oraciones semanales congregacionales, se alienta a los musulmanes a realizar oraciones informales que se pueden hacer en cualquier momento del día.

Los musulmanes pueden ofrecer voluntariamente oraciones rituales adicionales que se realizan de acuerdo con movimientos prescritos específicamente, o pueden rezar y suplicar a Dios en cualquier posición y en cualquier lugar. Algunos no musulmanes tienen la impresión errónea de que los musulmanes pueden adorar a Dios solo a través de movimientos rituales prescritos. Esto no es verdad. Es un artículo de fe en el Islam que la relación entre Dios y el individuo es directa y personal.

Por lo tanto, aparte de las cinco oraciones prescritas, un musulmán puede comunicarse con Dios de cualquier manera que cumpla con los requisitos de pureza y limpieza, así como con respeto y dignidad.

3. Siyam o Ayuno en Ramadán

Durante el del Ramadán, desde el amanecer hasta la puesta del sol todos los días durante treinta días, los musulmanes se abstienen de comer y beber, así como del sexo, la violencia, y maldiciendo. Este es un mes en el que los musulmanes se centran en todas las formas de auto-disciplina, incluida la abstención de la ira, las murmuraciones y todas las formas de malos hábitos.

Ayuno en Ramadan

Durante el mes de Ramadán, los musulmanes deben intensificar sus esfuerzos de lucha para superar sus viles deseos y debilidades. En fuentes islámicas, esto se conoce como jihad al-nafs, o la lucha contra uno mismo. En otras palabras, cada musulmán ha de realizar una jihad personal en el mes de Ramadan.

De acuerdo con las enseñanzas del profeta Muhammad, este lucha para la auto purificación es la mayor jihad que uno puede hacer, a parte de esto, se espera que los musulmanes intensifiquen sus esfuerzos en construir una relación con DIOS.

Se espera que evalúen la naturaleza de su relación pasada con Dios, y se arrepientan y arreglen cualquier incumplimiento que exista en esta relación. Además, se supone que el ayuno recuerda a los musulmanes los sufrimientos de los pobres y, por lo tanto, se espera que los musulmanes den generosamente a los pobres. De hecho, parte de las obligaciones comunitarias de los musulmanes es organizar comidas públicas en las que se alimente a los pobres, especialmente durante el Ramadán.

El mes de Ramadán es un mes de entrenamiento intensivo para individuos y la comunidad musulmana. Sin embargo, se alienta a los musulmanes a ayunar al menos un par de veces a la semana durante todo el año si la salud lo permite, y a continuar sus ejercicios para desarrollar el auto-control y la disciplina.

4. Entrega de limosna (zakat)

Este es un porcentaje establecido (que varía del 2.5 por ciento al 20 por ciento, dependiendo de la secta) de su riqueza a los pobres anualmente. Además de estas limosnas, se alienta a los musulmanes a dar a la caridad (sadaqa), cada uno según su riqueza y capacidad.

Zakat o limosna
Zakat

Dar caridad es una de las obligaciones más enfatizadas en el Corán. El sagrado Corán menciona grupos de personas particularmente merecedoras de caridad: los pobres, los huérfanos, los familiares necesitados, los viajeros y extraños o extranjeros en la tierra, y los prisioneros de guerra u otras personas en estado de esclavitud.

También se considera altamente meritorio dar caridad a los buscadores de conocimiento, académicos y estudiantes necesitados. Es importante destacar que la mayoría de los eruditos musulmanes no hacen distinción entre dar caridad a musulmanes o no musulmanes.

Esto incluye dar caridad a prisioneros de guerra no musulmanes u otros que sufren la opresión de la esclavitud. Los puritanos, sin embargo, insisten en que la caridad se debe dar solo a los musulmanes.

5. Peregrinación (Hayy)

Una peregrinación a La Meca una vez en la vida para aquellos musulmanes que pueden pagar el viaje y cuya salud les permite hacerlo.

Hajj en la meca
Zakat

Mucho se ha escrito sobre la justificación de la peregrinación. Lo más importante, la peregrinación es un símbolo de la unidad musulmana y de la igualdad básica de todos los musulmanes. Todos los musulmanes van a la peregrinación con el mismo tipo de ropa para que no haya distinción entre ricos y pobres; todos están uno al lado del otro delante de Dios mientras se visten con las mismas mortajas blancas para hombres y simples vestidos blancos para mujeres.

Los ritos realizados durante la peregrinación están diseñados para enfatizar no solo la unidad de todos los musulmanes, sino también la unidad básica de las religiones abrahámicas. La circunvalación realizada por los musulmanes alrededor de la Ka’ba (la estructura cúbica en el centro de la Meca) simboliza la circunvalación del universo y toda la existencia alrededor de Dios.

¿Cuál es el objetivo de los 5 pilares del Islam?

Estos cinco pilares constituyen la columna vertebral de la fe islámica, y de acuerdo con la ley islámica tradicional, todos los musulmanes deben al menos esforzarse por cumplir las cinco obligaciones con honestidad y sinceridad.

Negar uno de los cinco pilares elimina uno de la fe islámica, lo que significa que un musulmán, en principio, debe aceptar los cinco pilares como obligatorios.

Realmente realizar los cinco pilares es una cuestión diferente. Mientras uno admita que los cinco pilares son la esencia del Islam y declare el testamento de la fe, uno es aceptado en el Islam. No hay una diferencia sustancial entre los moderados, conservadores y puritanos en este punto. Ellos si están en desacuerdo en qué es lo que convierte a un musulmán en apóstata.

El objetivo esencial de los 5 pilares del islam es enseñar a la gente trabajar consistemente en desarrollar una relación con DIOS; aprender piedad, auto-control, humildad; para enfatizar la hermandad de todos los musulmanes; y para remarcar la importancia del servicio a los demás como medio de adorar a DIOS.Los cinco pilares han sido descritos como el fundamento sobre el cual se apoya el resto del Islam, porque abren el potencial de realizar lo verdaderamente sublime, para contemplar la Divinidad en uno mismo al entregarse a la Divinidad.

El sexto pilar?

Discutiendo los artículos que unen las a todos los musulmanes y que forma la columna vertebral del Islam, debería de mencionar que cientos de años atrás un número considerable de musulmanes solía creer que islam estaba fundamentado en 6 mandamientos o pilares en vez de 5. El sexto pilar es en resumen en que los musulmanes están obligados a imponer el bien y prohibir el mal y que el deber de todos los fieles musulmanes, pero hoy en día muy pocos lo contarían como 6 pilar.

En esencia, esta obligación religiosa es muy similar a lo que Tomás de Aquino afirmó como el primer principio de la ley natural: que todas las personas deben de hacer el bien y abstenerse del hacer el mal.

Pero sin embargo, el percepto islámico, va más allá de una orden de hacer o no actos particulares; también incluye obligaciones sociales y políticas adicionales. Aparte de realizar el bien y prohibir el mal de uno mismo,siempre que sea posible, se espera que un musulmán anime a otros a buscar el bien y tratar de evitar que otros hagan el mal.

Este deber es aplicable a varios niveles, a nivel de la familia, la sociedad y el estado. Los padres deben cumplir con esta obligación religiosa al tratar con sus hijos, los individuos le deben a la sociedad y al estado la misma obligación, y el estado le debe a la sociedad la misma obligación recíproca. Como ejemplos, a nivel familiar, los padres cumplen este deber al proporcionar una guía moral adecuada a sus hijos y criarlos bien; a nivel social, un musulmán podría aconsejar a su amigo que deje de consumir alcohol o que comience a rezar; A nivel estatal, un musulmán puede cumplir con su deber hablando con sinceridad ante el gobernante y aconsejándolo sinceramente sobre las políticas estatales que están causando injusticia y sufrimiento indebido.

El hecho de enfatizar en el ámbito político el deber de ordenar lo bueno y prohibir el mal a menudo implica un sacrificio serio, el Profeta enseñó que una palabra de verdad dicha ante un tirano es un acto de gran valor moral; y si como resultado de esto, un musulmán pierde la vida, muere como mártir.

Aunque todos los musulmanes están de acuerdo en que imponer el bien y prohibir el mal es una obligación islámica, este principio básico generó una gran cantidad de debate y suscitó algunas de las controversias más intensas entre varias facciones teológicas y legales de la historia islámica. Esto no es sorprendente, porque este principio básico estuvo involucrado en controversias sobre la legitimidad política, el papel de la ley, los métodos de aplicación de la ley y la legalidad de la rebelión o la desobediencia.

Además, este principio planteó numerosas preguntas sobre los límites del activismo social y político y la permisibilidad de la autoayuda cuando uno encuentra un comportamiento que posiblemente viola la ley islámica. La pregunta incesantemente planteada y debatida fue: suponiendo que el estado sea débil, ausente o no dispuesto a hacer cumplir las órdenes judiciales islámicas, ¿puede la ley islámica ser aplicada legítimamente, por ejemplo, por individuos o por el jefe de una pequeña comunidad, como un pueblo o una tribu?

Es importante enfatizar que los musulmanes no solo se ponen en de acuerdo en los 5 o 6 pilares, ciertamente tampoco estoy afirmando que, aparte de los pilares del Islam, los musulmanes estén en desacuerdo sobre todo lo demás.

La gama de edictos y principios que los musulmanes acuerdan es muy amplia. Por ejemplo, todos los musulmanes están de acuerdo en que los buenos musulmanes deben honrar a sus padres, respetar a los ancianos, ser decentes y preocupados por sus vecinos, sentir y ayudar a los pobres, decir la verdad, cumplir sus promesas, abstenerse de consumir bebidas alcohólicas y abstenerse de cometer adulterio, fornicar, hacer trampa o robar. Todos estos y muchos otros mandamientos éticos son muy importantes para el Islam.

Se espera que todos los musulmanes trabajen arduamente para observar estos mandamientos y para inculcar estas virtudes en ellos mismos y, en el transcurso de esto, establecer un buen ejemplo moral para los demás. Me he centrado en los cinco pilares porque a menudo se los identifica como el fundamento de la fe, y porque, en conjunto, también son los elementos distintivos que definen el Islam.

Lo que une a los musulmanes es de hecho sustancial. Pero las formas en que cualquier religión se manifiesta en la práctica son siempre tan variadas como las psicologías y experiencias personales que intentan comprender y absorber las enseñanzas de esa religión.

Las personas provenientes de diferentes contextos culturales y sociales vivirán las doctrinas de la misma fe de maneras muy diferentes y variadas. Por ejemplo, aquellos que crecen en culturas despóticas tenderán a comprender su fe religiosa de manera que afirme su experiencia autoritaria. Lo mismo es cierto para las personas que crecieron dentro de una experiencia cultural pluralista y democrática; tenderán a comprender su religión de manera que afirme la tolerancia, la elección personal y una mayor libertad individual.

Es importante señalar que en la mayoría de los asuntos teológicos, incluso en los de mayor desacuerdo, existe una cierta cantidad de territorio compartido entre moderados y puritanos; apenas hay una pregunta teológica sobre la cual divergen completamente sin adherirse a un conjunto de supuestos y creencias comunes.

Después de todo, los puritanos y moderados aún pertenecen a la misma religión; ellos creen en el mismo libro sagrado; y aprenden los mismos preceptos religiosos básicos. Sin embargo, a pesar de ese grado de convicción superpuesta, las creencias de los moderados y puritanos a menudo se separa ampliamente porque los dos grupos se adhieren a las cosmovisiones que están fundamentalmente en desacuerdo entre sí.

A menudo, las diferencias entre puritanos y moderados se deben a la cantidad de énfasis que cada grupo asigna a los imperativos morales basados ​​en principios en lugar de las consideraciones políticas pragmáticas; otras diferencias se deben con frecuencia a la cantidad de énfasis que cada grupo pone en los objetivos generales del Islam en oposición a los detalles técnicos de la ley.

El punto a tener en cuenta es que, aunque en cualquier tema dado, los moderados y puritanos a menudo comenzarán desde las mismas premisas o preceptos o similares, por varias razones sus formas se separan rápidamente y la brecha entre sus formas de pensar se hace cada vez más amplia.

La cuestión más fundamental y crítica en la teología islámica, y también la cuestión que está en el centro y el corazón de la mayoría de los desacuerdos entre moderados y puritanos, es la cuestión de Dios y el propósito de la creación. La brecha entre puritanos y moderados se remonta a las concepciones variantes del Ser Divino: el Ser de Dios.

Aunque los puritanos y los moderados leen las mismas referencias contenidas en el Corán sobre Dios y los atributos de Dios, sus respectivas interpretaciones de cuestiones clave relacionadas con la naturaleza de Dios, lo que Dios quiere de los seres humanos, el propósito de la creación y la naturaleza de la relación entre Dios y los seres humanos divergen muy bruscamente.

Estos no son desacuerdos teóricos abstractos sin consecuencias reales para la vida de las personas. Lejos de ello, estas preguntas elementales y fundamentales terminan siendo el núcleo de los problemas que afectan la vida de musulmanes y no musulmanes en la actualidad.

Este articulo ha sido extraído del libro "THE GREAT THEFT: WRESTLING ISLAM FROM THE EXTREMISTS" de Abou Khaled Al Fadl, el articulo original está en el siguiente enlace: https://www.searchforbeauty.org/islam-101/what-muslims-believe/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram